4702.1300 puntogooglemap Crisologo Larralde 1703  (1429) CAfrente local propiedades.com.arBA  

Las señales de un mayor consumo y recuperación repercuten indudablemente en los rubros que sustentan a la vida de un país. El mercado inmobiliario es uno de ellos, y se espera un año positivo y optimista si estas señales coyunturales marcan una tendencia evolutiva. 

Consumo y comercio
El clima favorable en el país comenzó el año pasado con un punto clave en el crecimiento paulatino del consumo, cuyo incentivo estuvo dado por la modalidad de pago en cuotas a través de las tarjetas de crédito y la oferta de los créditos personales. Esto comenzó a mostrar las primeras señales que, aunque puedan parecer ínfimas, repercuten en la balanza comercial.
Cuando eso sucede, insisto, como en cualquier otro rubro, el camino de la recuperación se empieza a notar depositando una mayor confianza en los consumidores. Cuando esta teoría se vuelca al sector de los inmuebles también en éste pueden mostrarse condiciones de mercado más ventajosas.
Si se puntualiza en el sector comercial, tan desestabilizado en los últimos años, necesitamos de una división para analizarlo: por un lado están los locales y oficinas, y por el otro, lo industrial (depósitos, etc.).
En el plano de los locales hubo una cierta recuperación en las mejores zonas a raíz básicamente a tres circunstancias: el empujón de la industria nacional (textil, del cuero, por ejemplo), el consumo interno que poco a poco va surgiendo, y el último eslabón dado por el boom del turismo nacional.
Si bien los signos positivos son ciertos, también es real que la recuperación del valor lucrativo de los locales no es el ideal debido sustancialmente a la escasa oferta en esos lugares y a la realidad socioeconómica. Incluso la actualización de alquileres se posiciona aún hoy como el punto débil en los acuerdos contractuales.
El rubro de las oficinas, por el contrario, no encontró sustento en ninguna de estas razones y aparece como el mercado más retraído. De todas formas, se advierte algún que otro cambio de locación de pequeñas empresas.
El área industrial en general está relegado en valores, pero se moviliza por firmas que requieren concretar negocios puntuales sobre todo en el interior del país.
Sabemos que Buenos Aires se lleva todas las miradas y los análisis se concentran en esta región, sin embargo, el interior está demostrando lo que siempre fue: la base de la producción argentina. Esta balanza creciente junto a los índices récord de exportación en algunas zonas, provocó paralelamente una demanda positiva en el sector de inmuebles comerciales.
Lo público y lo privado
Las viviendas residenciales tendrán un camino de crecimiento en este 2004. Con los pedidos de construcciones autorizados, con las oportunidades de inversión de empresas dispuestas a apostar y la factibilidad de los créditos, se podrá ver una evolución rápida a poco menos de 2 años de la locura vivida.
Pero estos intereses privados no deberán estar solos, creemos que las obras públicas como la ejecución de caminos, de accesos u otros servicios ayudarán al bienestar del crecimiento estructural urbano, e implicará el empleo genuino aunque sea temporario

Fecha de Publicación: Enero de 2004
Fuente: Diario Clarín, Buenos Aires, Argentina

Contacto

Av. Crisologo Larralde 1703

CP  1429  CABA

telefono-icon  (011) 4702-1300